El confinamiento provocado por la pandemia del COVID, ha provocado una aceleración sin precedentes en el trabajo en remoto, esto ha obligado a las empresas a agilizar el cambio en la forma de comunicarse, un cambio que hubiese tardado años en llevarse a cabo, se ha realizado en unos meses.

Las comunicaciones en la nube ayudan a las empresas en la continuidad del negocio.

Las comunicaciones en la nube han sido la gran salvación de muchas empresas. Han permitido mantener la actividad de la empresa con los trabajadores realizando sus tareas desde casa como si estuvieran en la oficina, atendiendo las llamadas recibidas en la centralita desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo, ordenador, Tablet, Smartphone etc.

Las empresas que ya disponían de soluciones de comunicación en la nube, cómo son las centralitas virtuales han contado con una ventaja competitiva, ya que ha permitido la continuidad del negocio con pequeños reajustes y apenas se han visto afectadas.

Otras empresas han tenido que forzar la adaptación para mantener su actividad, han tenido que llevar sus comunicaciones a la nube y dotar de los elementos necesarios a sus empleados con el fin de poder realizar el mismo trabajo que hacían en la oficina pero en remoto, como videoconferencia, chat de empresa, extensiones remotas etc.

En la actualidad todavía hay muchas empresas que se encuentran atadas a la oficina, y en estos momentos de grandes cambios se hace indispensable disponer de comunicaciones que permitan poder realizar el trabajo de oficina en remoto.

Te ayudamos en el proceso de migración a la nube

Adiptel ayuda en esta migración a todo tipo de empresas, desde autónomos, pymes, grandes empresas, Call y Contact Centers, suministrando la infraestructura necesaria para cada necesidad.

Las comunicaciones en la nube son el presente y el futuro, independientemente de la pandemia, muchas empresas han descubierto nuevos beneficios tanto para la empresa como para los trabajadores en el teletrabajo.